Efectos de la estructura de la comunidad vegetal en las comunidades bacterianas del suelo en ecosistemas naturales extremos


Los microorganismos del suelo están en constante interacción con las plantas, y estas interacciones dan forma a la composición de las comunidades bacterianas del suelo modificando su entorno. Sin embargo, se tiene poca información de la relación entre los microorganismos y las plantas sobre todo de las presentes en ambientes extremos que no han sido alterados por la intervención humana.

Usando métodos secuenciación masiva en combinación con análisis de inteligencia artificial y estudios de redes de co-ocurrencia, comparamos las comunidades bacterianas que habitans en suelo circundante en la rizosfera (RSS) con las del suelo sin plantas (BS). En este trabajo se analizaron las relaciones de 21 especies de plantas nativas localizadas en tres cinturones de vegetación a lo largo del gradiente altitudinal (2400-4500 m), en uno de los ambientes más extremos de la tierra: el desierto de Atacama.

Los resultados obtenidos de la comparación de los compartimentos RSS y BS a lo largo del transecto indicó que la composición de la comunidad microbiana es específica en RSS de cada especie de planta y mostró además que las comunidades bacterianas modifican sus interacciones ecológicas, en particular, sus relaciones positivas/negativas en presencia de raíces de las distintas especies plantas de cada comunidad. Así mismo, se pudo identificar los tipos de bacterias que podrian estar implicadas en la transición de BS a RSS, y que parecen ser indicadores de relaciones microbianas clave en la rizosfera de las plantas y que pueden ser importantes en las respuesta de las plantas a condiciones ambientales adversas.


zoom



Publicación Original:

Mandakovic, D., Aguado-Norese, C., García-Jiménez, B., Hodar, C., Maldonado, J.E., Gaete, A., Latorre, M., Wilkinson, M.D., Gutiérrez, R.A., Cavieres, L.A., Medina, J., Cambiazo, V., Gonzalez, M. 2023. Testing the stress gradient hypothesis in soil bacterial communities associated with vegetation belts in the Andean Atacama Desert. Environmental Microbiome 18, 24. DOI: 10.1186/s40793-023-00486-w

 

Imprimir